El Reencuentro

https://www.youtube.com/watch?v=7LgFp_JjiI4

Hace tiempo que nos despedimos, demasiado, y la realidad es que no has cambiado nada.

Me esperabas, como me prometiste. Volví, tal y como soñamos.

Cumplimos esa parte del trato que las lágrimas y la aflicción habían sellado. El paso del tiempo ha pesado en exceso, pero los dos teníamos claro que nuestra historia únicamente podía acabar así, juntos.

Te he pensado mucho, cada noche me arropabas y me protegías con dulces sueños, a pesar de la distancia. Lo hacías delicadamente, con cierta inocencia, deseando que no me olvidara de ti, algo que, en el fondo, sabíamos que nunca podría ocurrir.

Y, de pronto, ahí estabas, bajo mis pies, con el corazón abierto, mostrándome todas tus intimidades sin vergüenza ni pudor alguno. Tus aromas, tus sonrisas, tus colores, tus sonidos, haciéndonos evidente desde el primer instante que este reencuentro no nos iba a dejar indiferentes. Instante, una bonita palabra, un único segundo que nos avanzaba todo lo que estaba por venir.

Bajamos las alas y poco a poco tomamos tierra, guiándonos instintivamente por el calor que desprendías.

Con los ojos tapados poco a poco nos atraías y las nubes, la nieve y las montañas rápidamente se hacían con nosotros.

Poco ha cambiado en ti. Tal vez te recordaba más vieja, pero este tiempo te ha sentado bien, el justo para reparar la herida que la distancia había marcado en nuestros corazones.

Te veo y sonrío. Me ves y me devuelves el gesto. Un acercamiento tímido mientras ambos deseamos ser uno parte del otro.

Juntos, esa es la palabra. Juntos haremos cosas grandes, aprenderemos, reiremos, lloraremos, pero, sobre todo, viviremos.

Antes de marchar te hice una promesa, “volveré”. Y junto a ella implícitamente había otra: unidos creceremos. 

Ha llegado la hora de saldar mi deuda contigo, de devolverte todo aquello que me has dado, de cumplir mi parte del trato, de hacer honor a cada sentimiento, cada llanto, cada emoción, cada atisbo de la deslumbrante felicidad que junto a ti he experimentado.

Es el momento de iniciar este viaje, ya no hay tiempo que perder, porque cuando el corazón habla debemos parar los motores y prestar atención, y tu llamada ha entrado por mis tímpanos y ha hecho retumbar cada parte de mi interior.

He vuelto para quedarme, he vuelto para ayudar, he vuelto para caminar contigo, verte crecer, y juntos lo vamos a hacer posible.

Ramro yatra — Buen viaje.

 

About The Author

Comments (10)

  • A

    Precioso, enhorabuena chicos!

  • Beatriz Aubeyzon

    Que bonito!!! Precioso, no me puede gustar más!!😍

  • Carlos Puig Fontanals

    Que grandes sois !!
    Muy bonito ese texto esperamos con ansia el siguiente !!!

  • J

    Wow!!!! Increíble!!! Muchos abrazos desde Amsterdam

  • Carme

    Que bonuc tot els que esteu vivin i el que esteu sentin. Creixeu com a grans persones que es el que sou. Ningu us ha oblidat perque vau deixar un bon record, una promesa i un cami per fer junts. Anims i endavant, estem amb vosaltres !!!

  • Monica Moran

    Cuando has vivido en este maravilloso país, y has podido sentir, saborear, compartir y vivir su cultura, esas letras llenas de amor, cobran mucho muchísimo más sentido.

  • Alice Podenzana

    Me emocionaste con estas palabras. Nepal está afortunado a teneros allí
    ¡¡¡enhorabuena con el proyecto!!!

  • Manrique

    Disfrutando del camino! Mucha fuerza!

  • Montse Codianch

    Nachete, me ha emocionado tu escrito, maravilloso. Mil gracias de todo corazón.