Setas que transforman vidas

La inseguridad alimentaria y los bajos ingresos son unos de los principales lastres de las comunidades Chepang, que ven impedidos algunos de sus derechos fundamentales. Tras años de trabajo, hemos decidido adoptar un enfoque de liderazgo y resiliencia, capacitando a estas familias en nuevos cultivos, que aporten ingresos adicionales, y que ayuden a mejorar la nutrición, alimentación, salud y desarrollo.

En el corazón de la jungla de Nepal, en una aldea entre Pokhara y Kathmandú apartada de las rutas de trekking y turísticas con vistas al Himalaya, las comunidades Chepang han encontrado una nueva fuente de esperanza y prosperidad gracias a un innovador programa de capacitación en cultivo de hongos y setas. Hablamos con Navraj, uno de los beneficiarios de este programa, que nos explica cómo ha cambiado su vida y la de su familia tras recibir un taller en el cultivo de setas y hongos.

Navraj nos cuenta que antes de participar en el programa su familia dependía principalmente de la agricultura de subsistencia. «Nuestra situación era difícil«, recuerda. «A veces luchábamos por alimentar a nuestros hijos y los ingresos de la agricultura apenas eran suficientes para cubrir nuestras necesidades básicas«.

Sin embargo, todo cambió cuando Navraj se unió al programa de capacitación en cultivo de hongos y setas dirigido por la ONG Bahadur Social Project. Durante cuatro meses, Navraj y otros granjeros de la comunidad aprendieron técnicas avanzadas de cultivo. «Fue un período intenso, pero también emocionante«, dice Navraj. «Aprendimos mucho y estábamos ansiosos por poner en práctica lo que habíamos aprendido«.

Hoy, gracias al programa, la situación de Navraj y su familia ha mejorado significativamente. «Ahora, somos capaces de alimentar mejor a nuestros hijos«, dice con orgullo. «Las setas que cultivamos nos proporcionan una fuente adicional de nutrición y nuestros hijos están más saludables y felices«. Además de mejorar su seguridad alimentaria, el programa también ha generado ingresos adicionales para la familia de Navraj. «Antes, apenas teníamos suficiente dinero para cubrir nuestras necesidades básicas«, explica. «Pero ahora, gracias a la venta de setas, podemos ahorrar dinero para el futuro y planificar con más confianza«.

Pero el impacto del programa va más allá. Navraj nos cuenta que el cultivo de hongos también ha fortalecido la resiliencia y la independencia de su familia. «Antes éramos totalmente dependientes de la agricultura«, dice. «Pero ahora, nos sentimos más seguros y preparados para enfrentar los desafíos futuros. Hemos adquirido nuevas habilidades y conocimientos que nos permiten diversificar nuestras fuentes de ingresos y adaptarnos a los cambios en el entorno«.

En resumen, el programa de capacitación en cultivo de hongos y setas no solo les ha proporcionado una nueva fuente de alimentación e ingresos, sino que también les ha dado esperanza y una sensación renovada de autonomía y resiliencia. «Estamos muy agradecidos por esta oportunidad«, dice Navraj con una sonrisa. «Nos ha cambiado la vida y estamos ansiosos por ver lo que el futuro nos depara«.